¿Sabes cuál es tu estilo por esencia? Descúbrelo…
13 junio, 2019
¿Por qué la imagen tiene impacto en nuestro estado de ánimo?
9 junio, 2020

¿Y ahora qué sigue?

Los sueños terminan no cuando abrimos los ojos, si no cuando aun sabiendo que podemos, no hacemos lo necesario para verlos hacerse realidad.

 

Suena el despertador indicando que inicia un nuevo día, agradecemos, disponemos nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro corazón y al pasar unos minutos ya nos encontramos activos para hacer que las siguientes 16 horas valgan la pena.

Hoy el mundo se encuentra en “pausa” y tal vez esa ola nos arraso a su centro, donde de un momento a otro nos sentimos en la mitad del océano sin un puerto cercano donde encallar.

Para unos ha sido el impulso que estaban esperando, para otros ha sido fácil adaptarse, a otros tantos les cuesta y unos cuantos aún se siente perdidos, pero con la seguridad que todos en cualquier momento nos hemos cuestionado ¿y ahora qué sigue? Vaya interrogante.

Hay una palabra clave en todo esto y es Adaptación, lo cual no significa que sea fácil, pero si nos permite planear cada día.

fotografía por Arnel Hasanovic @arnelhasanovic

Hoy trabajamos desde casa, la visualización es la nueva tendencia, pero esto ha implicado que tanto hombres como mujeres nos pongamos literalmente el delantal, y así lograr sostener el hogar, procurar tener todo en orden, cumplir con las responsabilidades que conlleva el ser padres, y sumándole a lo anterior, está el papel de empresario, colaborador, líder, emprendedor etc., claramente no es fácil.

Esta situación nos ha presentado su cara A y B, exponiéndonos a la fragilidad de que en cualquier momento tenemos todo y no tenemos nada, pero también exponiendo la grandeza de cada uno de nosotros.

En cada uno de ustedes queridos lectores, hay un valiente que día ha día se levanta con la convicción de que las próximas 16 horas valdrán la pena, así que cuando llegue la duda, la incertidumbre, y la sensación que todo está perdido solo recuérdense:

YO PUEDO, YO QUIERO Y ASI LO DECLARO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *